Reducción de costes gracias a los servicios de cloud computing

En la situación de crisis económica en la que estamos inmersos, con los ingresos reduciéndose año a año y con los gastos aumentando debido a las subidas de impuestos, es fundamental para la supervivencia de las empresas buscar formas de reducir sus costes de operación.

Una forma de reducir costes es el uso de soluciones cloud computing. Prueba de ello es que el incremento del gasto en soluciones cloud computing es continuo desde hace 5 años.

Ahora bien, ¿Qué costes podemos reducir gracias al uso de soluciones cloud computing en las empresas?

Eficiencia en el uso de los recursos

Por norma, solo se aprovecha entre 5% y el 20% de los recursos hardware disponibles. Algo más se ha conseguido con la virtualización llegando a obtener un aprovechamiento de entre el 20% y el 25%.

Sin embargo en entornos cloud computing es posible añadir y reducir los recursos contratados en función de la demanda en cada momento, pagando sólo por el uso de esos recursos. El ajuste de utilización es cercano al 100% y hace que los costes directos se reduzcan drásticamente.

Coste de Hardware

Las economías de escala que el cloud computing ofrece permiten a los proveedores de infraestructuras como servicio comprar grandes volúmenes de hardware a un coste muy reducido, reduciendo de esta forma, el precio que el cliente paga por los recursos que usa.

Esto elimina el desembolso necesario para la adquisición del hardware, sustituyéndolo por un alquiler mensual más reducido.

Coste del Software

Las pymes, al igual que sucede con los recursos hardware, no tienen que invertir grandes cantidades de dinero en la compra del software que utilizan en sus negocios, lo que disminuye considerablemente sus gastos.

El cloud computing se puede entender como una forma de alquilar las aplicaciones necesarias, en lugar de comprarlas, reduciendo así el desembolso inicial en software.

Además, dado que los recursos contratados se pueden aumentar o disminuir en función de nuestras necesidades, si pasamos por un momento de reducción de la actividad, podemos reducir los costes de operación temporalmente y volverlos a incrementar cuando tengamos más carga de trabajo.

Eficiencia energética

Por cada vatio que se entrega a un servidor, 1,5 vatios se desperdician en gastos generales.

Para hacer más eficiente el consumo energético de un data center se debe hacer una gran inversión tecnológica, solo justificable si el número de máquinas y recursos es tan grande como para rentabilizar la inversión.

Los grandes proveedores de cloud computing realizan estas inversiones, optimizando los consumos energéticos de los data center. Las pymes eliminan el coste energético de mantener en funcionamiento servidores, SAI, sistemas de copias de seguridad, etc delegándolo en el proveedor de cloud computing.

Coste por el establecimiento y mantenimiento de la redundancia

Para conseguir tener un sistema informático redundante hacen falta recursos hardware (costes ya salvados en el primer punto) para el site remoto pero también es necesario nuevos dispositivos de red y líneas físicas que pongan en comunicación ambos sites.

Los proveedores de cloud computing cuentan con sites redundantes, ofreciendo la posibilidad de obtener redundancia, sin asumir los costes de líneas de comunicaciones, infraestructura de red, personal de mantenimiento, etc.

Seguridad

Ya sea en la nube o in-house son necesarios mecanismos que aseguren la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de los datos críticos del negocio.

Costes como el software de seguridad de red y antivirus, los asociados al cumplimiento de la seguridad, sobre la seguridad física, etc. son necesarios para garantizar lo anterior.

Con el proveedor de cloud computing no solo puedes reducir estos costes, sino que puedes confiar que están aplicando las mejores y más innovadoras prácticas en lo que a materia de seguridad se refiere, porque entre otras cosas de ello depende su negocio.

Costes por exceso de capacidad

En la mayoría de las ocasiones el suministro de los recursos hardware no es posible obtenerlo con la celeridad que necesitamos y esto nos obliga a sobre dimensionar el sistema previendo un aumento de la demanda.

Utilizando recursos cloud computing esta necesidad desaparece (ya que es posible aumentar los recursos contratados en cualquier momento, el proveedor es el que asume el coste de tener recursos disponibles) y esto genera una reducción de costes.

Personal

El personal para el estudio y adquisición de los de los sistemas incluyendo ubicación del hardware, el propio hardware, software , redes, etc. y por supuesto su mantenimiento, supone un coste muy elevado.

Utilizando servicios de cloud computing se reducen estos costes, ya que el proveedor es el que se encarga de gran parte de estas tareas.

Teletrabajo

Gracias a utilizar servicios Cloud Computing, se puede acceder a los datos y aplicaciones de la empresa desde cualquier parte del mundo, a través de un ordenador portátil o dispositivo móvil.

Esto permite trabajar a distancia, de una manera más liberada y tranquila, reduciendo costes de desplazamientos, dietas, etc a retribuir a los empleados (además del resto de las ventajas del teletrabajo).

Descargar en formato PDFDescargar en PDF
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *