Por qué un punki puede ser mejor emprendedor que tú

Después de muchos años trabajando como profesional independiente aprendí una serie de lecciones que desvirtúan la idea de todo emprendedor formado (yo pasé por un curso de creación de empresas de la Cámara de Comercio). La mentalidad de cualquier emprendedor formado pasa por una Misión/Visión/Plan de negocio, Marketing, Idea… Estos hacen las delicias de cualquier analista, financiero, etc, pero como siempre la realidad es tozuda y nos muestra lo contrario.

Os recomiendo encarecidamente el siguiente artículo: http://desencadenado.com/2010/07/por-que-un-punki-puede-ser-mejor-emprendedor-que-tu.html y os doy la perspectiva de mi experiencia.  Esta web parece que tiene contenido malicioso, por lo que mejor no la visites.

No importa saber, sino hacer

Pues puede parecer una tontería, pero si me ciño a mis experiencias es totalmente cierto. Cuando emprendes un nuevo proyecto empresarial lo que hace el proyecto no es la idea, más bien es el trabajo aplicado a la misma. Normalmente se madura en el proceso por lo que la Idea no es demasiado importante en si.

La mejor forma de elaborar un plan de negocio es intentar que alguien compre y descubrir quién, cómo y por qué lo hace.

Rápido y corto

Es bueno que los nuevos proyectos empresariales los inicies con algo pequeño y manejable para que no te coma por los pies. Si tienes que tirarlo entero, lo tiras y vuelves a empezar. En el ensayo error está una parte importante del éxito de la idea. Cuando la idea está madura es momento de empezar a realizar las cosas de otra forma.

Salvo que seas un genio, todo lo que pienses estará equivocado, tendrá errores, será difícil de entender y de usar. Por mucho tiempo que hayas dedicado a su elaboración. Es mejor hacer algo rápido y sencillo, llevarlo al mercado, probar, medir el resultado, corregir lo más sangrante y repetir el proceso hasta conseguir un éxito.

Al principio del cualquier proyecto empresarial sin apoyo financiero es necesario generar de forma inmediata cashflow, sin esta entrada de dinero la idea está muerta antes de empezar. Por lo que si quieres emprender y no tienes financiación suficiente lo mejor es que te tires a la calle a buscarla (familia o amigos) o bien la consigas ofreciendo servicios. Si no eres capaz de generar unos mínimos ingresos a corto mejor que abandones.

No pidas permiso

No te preocupes de lo formal, del plan de negocio o de la imagen corporativa, no es momento aún. Encuentra la manera de arrancar, consigue tus primeros clientes y no te quedes quieto, !a la calle a vender!!!.

Encuentra tu propia manera de arrancar tu empresa sin perder el tiempo y el dinero en cumplir con exigencias que imponen otros. Sal y vende. Todo lo demás es secundario.

Pon toda tu energía

Sin duda alguna un proyecto empresarial se genera en base a mucho trabajo y esfuerzo. Muchos te dirán que dediques el 120% de tu tiempo, mi experiencia me demuestra continuamente que es totalmente contraproducente. Lo importante es hacer el esfuerzo en conseguir el producto/servicio y venderlo (en este orden).

Emprender requiere toda tu voluntad, toda tu capacidad, todas tus energías.

Sé diferente

Es fundamental que te anticipes, que seas diferente al resto, es cuestión de supervivencia. Cuando tu producto, empresa o servicio no tiene competencia es mucho más fácil encontrar el nicho. Mis experiencias anteriores me demostraron que es mucho más importante ser diferente que ser el mejor. Si tienes conocimiento de algo que pocos saben, ofrécelo. Si no es así, apréndelo lo antes posible para ofrecerlo.

… no puedes tener otra web con imágenes de iStockPhoto y una descripción de tu empresa tan genérica y aburrida que es perfectamente intercambiable con otras 100 de tu sector.

Provoca odio

Es bueno que te odien, que te vean como una amenaza, que se fijen en lo que haces, que te vean como un proveedor distinto, que tu producto no se parezca a nada de lo que los demás ofrecen, es bueno que seas diferente.

Es muy difícil conquistar el mercado con algo que simplemente “está bien”. Nadie cambia de proveedor, ni siquiera saca la cartera, si lo que le propones es simplemente algo que “está bien”. Ya hay muchas cosas que están bien. Lo que necesitas es algo que no deje indiferente a nadie. ¿Que pierdes un 80% del público? No pasa nada si a cambio te aseguras que al 20% restante le apasiona tu oferta.

Descargar en formato PDFDescargar en PDF
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votes, average: 3,60 out of 5)
Loading...

Seguir Jorge Hontoria Jiménez:

Gerente de TipeSoft

Dirección de proyectos de integración de software y aplicaciones orientadas a servicios. Implantación de soluciones de integración basadas en SharePoint Portal.

Últimas publicaciones de

Una respuesta

  1. y añadiria:
    Consigue que hablen de ti: si es bien, es bueno, pero si es mal, tambien vale, a la gente la mueve el morbo de las cosas que son cuestionables, no lo entiendo, pero es asi. Y si hablan de ti, al final, vendes.
    Yo esta vez, hablare bien de ti, :D,
    muy buen articulo, gracias
    Jose Luis

Dejar una opinión